¿Tienes hora? Claro, ahora pregunto a mis genes – Premio Nobel al descubrimiento del reloj biológico.

¿Tienes hora? Claro, ahora pregunto a mis genes – Premio Nobel al descubrimiento del reloj biológico.   Muchos de nosotros condenamos la maldita rutina en la que aparentemente estamos encarcelados. Y romperla nos hace sentir más vivos. Nos levantamos temprano para ir a trabajar, trabajamos, comemos, volvemos al trabajo y, aunque nuestro cuerpo nos pida…

¿Ojo por ojo, diente por diente?

¿Ojo por ojo, diente por diente?   Cada día cojo el autobús en la primera parada de la línea, a la misma hora. Y cada día me lleva hasta mi destino el mismo conductor de autobús. De hecho, ya nos conocemos, como aquel que dice. Cada día le saludo y le dedico una mirada de…