¿Respiras correctamente?

 

Si estás relajado, leyendo el título de este post y mirando su imagen habrás respirado aproximadamente entre una y dos veces. Y como siempre, lo has hecho inconscientemente. Respirar nos da la vida, por eso lo hacemos todos. Constantemente. “No se aprende, eso se sabe”, dicen. Mentira.

Muchos de nosotros respiramos incorrectamente sin darnos cuenta. Detente un momento antes de seguir respirando y compruébalo. ¿Respiras por la boca o por la nariz? Es muy común respirar por la boca, debido a taponamientos o simplemente por comodidad y costumbre. Sin embargo lo debemos evitar y aprender a inspirar y expirar por la nariz. ¿Por qué? Muy sencillo: la nariz es nuestro filtro de aire. Cuando respiramos por la nariz, esta retiene gran parte de las impurezas del aire: polvo, bacterias, virus… Además, cuando inspiramos aire muy frío, la nariz suaviza su temperatura, lo que nuestros pulmones agradecen. Si tienes la nariz muy taponada, respira conscientemente y a propósito por la nariz durante unos días y verás que se libera progresivamente.

Y otro consejo más para respirar correctamente: hazlo con el diafragma. Este músculo está situado justo debajo de ambos pulmones y separa, pues, la zona torácica de la abdominal. Notarás la diferencia, porque respirando con el diafragma masajeas con un ritmo suave y constante el estómago, el hígado y los intestinos, además de relajar la zona pectoral.

Ya puedes respirar tranquilo, porque respirar correctamente es sencillo y muy beneficioso para tu cuerpo.

 

Alex, Estudiante

Comentarios

Comentarios